Imprimir
07
Mar

Guía para la actuación en el ámbito laboral con relación al nuevo coronavirus

Escrito por USOHUELVA on 07 March 2020.

 

El Ministerio de Trabajo y Economía Social publicó el 4 de marzo, una “Guía para la actuación en el ámbito laboral con relación al nuevo coronavirus”, de la que ya se han hecho eco los medios de comunicación. Su objetivo es «facilitar la información necesaria sobre la aplicación de la normativa laboral en relación con las diferentes situaciones en las que pueden encontrarse las empresas y las personas trabajadoras».

De la lectura de la guía se puede extraer cinco estadios o planos de actuación en función de las circunstancias de cada organización:

1.- Medidas preventivas:

Con carácter general, y en ejecución del deber de protección, las empresas deberán seguir las medidas de salud pública aconsejadas o prescritas en cada momento por el Ministerio de Sanidad (higiénicas, de comportamiento, de limpieza del lugar de trabajo…). Con la excepción de puestos de trabajo con riesgos específicos (por ej. Exposición a agentes biológicos). Y además, como corresponde, cada empresa adoptará medidas preventivas de carácter colectivo o individual que sean indicadas por el servicio prevención, de acuerdo con la evaluación de riesgos, en función del tipo de actividad, distribución y características concretas de la actividad que la empresa realice, tales como: organizar el trabajo para reducir el número de trabajadores en contacto, adoptar medidas especiales con personas trabajadoras especialmente sensibles y proporcionar información sobre higiene, limpieza, etc.

2.- Medidas alternativas que permitan el desarrollo de la actividad laboral (teletrabajo):

De no estar previsto en el contrato de trabajo se puede adoptar el teletrabajo por acuerdo colectivo o individual, siempre que sea una medida temporal y excepcional, adoptada conforme a la normativa laboral, que no vulnere o reduzca derechos de trabajador y que no suponga costes para el trabajador.

3.- Medidas de suspensión temporal de la actividad (total o parcial) o reducción de jornada (ERTE):

Se contempla la activación del art. 47 ET  (RCL 2015, 1654) siguiendo el procedimiento del RD 1483/2012  (RCL 2012, 1474) , por causas ETOP como, por ejemplo, escasez o falta total de aprovisionamiento de elementos o recursos (por proveedores) o descenso de demanda o imposibilidad de prestar servicios (disminución de clientes).

Define supuestos que podrían llegar a ser considerados de fuerza mayor: absentismo de la plantilla tal que impida la actividad (por enfermedad o cuarentenas) o decisiones de la autoridad sanitarias por cautela.

Si no se comunicara el expediente de regulación de empleo, pero igualmente se paralice la actividad, la persona trabajadora conservará el derecho a su salario ( art. 30 ET).

4.- Medidas de paralización de la actividad (bien por la empresa o por los trabajadores):

Este escenario se contempla en supuestos de que las personas trabajadoras estén o pueden estar expuestas a un riesgo grave, inevitable e inminente : la empresa deberá informar del riesgo y adoptar medidas oportunas, que pueden llegar a ordenar abandonar el lugar de trabajo. También los trabajadores o sus representantes y delegados de prevención pueden acordarla

Se recuerda qué se entiende por riesgo grave e inminente ( «Todo aspecto que resulte probable que se materialice en un futuro inmediato y pueda ser causa de gravedad para la salud de todos los trabajadores del puesto») y cómo debido a su excepcionalidad su interpretación debe ser restrictiva . De existir riesgo real de contagio, y debido a la exposición dañina al virus, se considerará que es riesgo grave: la mera suposición o alarma social no es suficiente.

5.- Emergencia de protección civil:

El art. 24.2.b) de la Ley 17/2015, de 9 de julio  (RCL 2015, 1063) , sobre declaración de zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil contempla que las extinciones, suspensiones o reducciones temporales de jornada por causa de una emergencia debidamente acreditadas se considerarán de fuerza mayor: la TGSS podrá exonerar al empresario de pago de cuotas, considerándose el período como cotizado por el trabajador. En caso de extinciones de contratos las indemnizaciones corren a cargo del FOGASA. Recordemos que la última declaración de emergencia de protección civil se produjo en septiembre de 2019, con la publicación del Real Decreto ley 11/2019  (RCL 2019, 1364) , a consecuencia de diversos daños causados por temporales y otras situaciones catastróficas entre junio y septiembre en diversas zonas de España.

Debe tenerse en cuenta que la Guía da pautas de actuación, pero en cualquier caso recuerda que no impide las facultadas de interpretación de las normas (que corresponde a los Juzgados y Tribunales del orden social) y las competencias en materia de cumplimiento e información sobre prevención (que corresponden a la Inspección).

Puede consultar el texto de la Guía en la página web del ministerio y también en el MIX\2020\1895.

Noticias

Contactar

¿Tienes alguna consulta, alguna sugerencia, quieres colaborar con nosotros?

 facebook_circulo  twtter_circulo   contactar_uno

BUSCAR