Imprimir
06
Oct

Privatización del GESTE ¿Quién será el siguiente?

Escrito por FEP-SEG.SOCIAL on 06 October 2015.

Sin casi darnos cuenta, la Tesorería General de la Seguridad Social ha vuelto a dar una vuelta de tuerca a los empleados públicos y a los ciudadanos, privatizando el GESTE, tanto el servicio de gestión y atención telefónica como la gestión de las redes sociales. Eso sí, pagando por ello la friolera de 10.380.000, por dos años de contrata.

La empresa agraciada con semejante bicoca no es otra que la ya conocida Empresa de Empleo Temporal Adecco, a través de su filial Extel Contact Center. Y hacemos énfasis en lo de bicoca porque no se entiende que la Administración vaya a pagar de media 3.764 al mes por cada trabajador de dicha empresa, cuando los teleoperadores de la misma suelen cobrar solo 1.047€ brutos al mes... ¡que nos lo expliquen, oiga!

Pero el problema, con ser importante, no solo se queda ahí. Ahora se supone que dichos teleoperadores tienen que hacer el trabajo de los compañeros del GESTE, o sea:

- Atender todas las llamadas, resolver todas las incidencias, todos los problemas y todas las dudas que surgen en el día a día.

- Tendrán que ponerse a estudiar y conocer toda la normativa de fomento del empleo, entre otras.

- Convertirse de la noche a la mañana en expertos en afiliación y cotización.

- Estar al día en los cambios legislativos en el INSS o el SEPE, además de la TGSS.

- Pautas e incidencias con el nuevo Sistema de Liquidación Directa.

- Etc.

Porque no olvidemos que el GESTE atiende tanto a trabajadores por cuenta ajena como propia, o a pequeños empresarios que suelen llamar para asuntos tan dispares como pueden ser pedir orientación para afiliar a un trabajador o ayudarles con la cotización.

Pues bien, esta experiencia que tienen los compañeros del GESTE, que les ha supuesto años de preparación y constante reciclaje, ahora la pretenden suplir con un puñado de teleoperadores que apenas si han tenido tiempo de formarse. Recordemos que el contrato con Adecco es del pasado 27 de agosto, y que como algunos de ellos nos han reconocido, solo les dieron un cursillo de apenas 20 minutos de duración antes de colocarles el pinganillo.

Claro, los problemas no han hecho sino empezar. Ya que, al no saber solventar las más básicas de las cuestiones, rebotan todas las llamadas a los compañeros del GESTE, limitándose a preguntar al usuario de qué provincia se trata para acto seguido, desviar la llamada a la Dirección Provincial de turno. Eso sin contar las innumerables consultas de estos teleoperadores ante cuestiones tan de Perogrullo como si una invalidez la tramita la TGSS o el INSS.

La consecuencia de este desaguisado, además de la merma de un servicio para el ciudadano y de una zancadilla más al sistema de la Seguridad Social, es la posible reubicación de los compañeros del GESTE en otros departamentos, como puede ser la UAU. Reubicación claro está, que nunca deberá ser obligatoria, siempre voluntaria.

¡Y para más INRI, encima les piden que colaboren y formen a los teleoperadores!

¿Seremos capaces de entrar al trapo?

Decididamente, no solo piensan que los Empleados Públicos somos tontos, sino que piensan que lo somos de remate.

Noticias

Contactar

¿Tienes alguna consulta, alguna sugerencia, quieres colaborar con nosotros?

 facebook_circulo  twtter_circulo   contactar_uno

BUSCAR